Apply here 
 info@idoimexico.com
Instituto De Oncología Intervencionista  en

Premio nobel de medicina 2019

Por sus descubrimientos sobre cómo las células perciben y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno

Este año, el Premio Nobel de Medicina fue otorgado a William Kaelin, Gregg Semenza y Peter Ratcliffe, quienes descubrieron el mecanismo molecular que regula cómo las células se comportan cuando los niveles de oxígeno caen.

“La importancia fundamental del oxígeno se ha entendido durante siglos, pero la forma en que las células se adaptan a los cambios en los niveles de oxígeno ha sido desconocida durante mucho tiempo. El trabajo premiado este año revela los mecanismos moleculares que subyacen en la forma en que las células se adaptan a las variaciones en el suministro de oxígeno. La detección de oxígeno es fundamental para una gran cantidad de enfermedades. Los descubrimientos realizados por los galardonados de este año tienen una importancia fundamental para la fisiología y han allanado el camino para nuevas estrategias prometedoras para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades”, explicó el Comité del Nobel.

El crecimiento de los tumores depende del aporte en oxígeno a la sangre, en particular en ciertos cánceres de progresión rápida, como el de hígado, que consumen tanta energía que queman todo el oxígeno disponible en torno a ellos. De esta manera, la investigación de estos 3 científicos es fundamental para desarrollar nuevas terapias en el campo oncológico.

Una célula normal, cuando no tiene la cantidad suficiente de oxígeno, se muere, porque no puede sobrevivir a esas condiciones. Sin embargo, la célula tumoral se adapta a esas condiciones de menor cantidad de oxígeno y puede sobrevivir. Muchas veces, esa situación de menor cantidad de oxígeno favorece la proliferación y la supervivencia de la célula tumoral.
Por eso, una de las líneas de investigación de nuevas terapias es poder modificar las condiciones de hipoxia de las células tumorales como tratamiento terapéutico.

Resulta importante recalcar que el impacto de la investigación llevada a cabo por estos investigadores es relevante para todo, desde el embarazo hasta el mal de altura, el cáncer o el proceso de cicatrización de heridas.